viernes, 7 de octubre de 2011

Entresacado de "Donde Siempre es Otoño"



Como podéis ver, tengo bastante abandonadito el blog. Ni siquiera he hecho las crónicas de las presentaciones de «Antes y después de odiarte» en Málaga y en Zaragoza. Y os puedo asegurar que han sido las dos mejores firmas hasta el momento, con muchos lectores, todos ellos especiales a rabiar, con reuniones tras las firmas, cenas, charlas hasta la madrugada…, nuevos y maravillosos amigos que espero conservar siempre...

¿El motivo?

La falta de tiempo, la novela que quiero terminar de escribir… y cambios. Mi vida está a punto de cambiar, y si quiero que sea para bien tengo que entregar el máximo de mí. Tengo como un millón de años (bueno. Unos poquitos menos), y cuando pensaba que mi vida ya no estaba para sobresaltos, me embarco en una aventura de la que ya os contaré en su momento.
Por ahora, os ofrezco mis disculpas por tener el blog tan abandonado. Y, para hacerme perdonar, os traigo la foto de Ian O`Connell, el afamado escritor de novela romántica de quien estoy escribiendo la historia, y un "pedacito" de una escena en el que podréis ver el tipo de hombre seductor, cínico, infiel y canalla que es.

Espero que os guste.


Entresacado de Donde Siempre es Otoño
—Soy consciente de que siendo escritor de novela romántica debería saberlo, pero confieso que no imagino lo que se debe sentir al encontrar ese amor para siempre.

—Pocas cosas son para siempre —respondió ella.

—En tu caso deberían serlas —dijo sin poder contenerse—. Cuando una mujer como tú lo deja todo por alguien, ese alguien debería serle fiel eternamente.

—Eso es demasiado tiempo —bromeó a la vez que bajaba los ojos y cogía su copa de vino poniendo especial cuidado en que no se le notara el temblor en los dedos.

Pero ya era tarde para disimulos. Para entonces Ian ya había comprendido el origen de su conversación atropellada y de sus silencios, de sus disimuladas miradas y de sus ojos huidizos, de sus sonrojos. Solía ser más rápido en diferenciar la admiración que causaba el escritor del deseo puramente carnal que provocaba el hombre. Pero las circunstancias en las que la había conocido fueron tan desconcertantes como lo era ella misma, y eso había bloqueado su parte seductora y canalla que ahora despertaba. Esa parte que disfrutaba ante el desafío de conseguir a cualquier mujer que le apeteciera. Esa que gozaba de cada segundo de refinado cortejo con el que iba deshaciendo las defensas femeninas aun cuando la presa escogida se le resistiera hasta el último momento. Porque si la culminación de llevarse a la cama a la mujer codiciada era grandiosa, saborear ese placer de la anticipación mientras iba ganándosela con sutileza era algo que le excitaba todos los instintos.
Ángeles Ibirika©


12 comentarios:

Historias Susurradas dijo... [Responder]

Aishhhh... ¡qué ganas de devorarlo!
Ánimos con el libro y tus nuevos proyectos, queremos leerte pronto ;)

un beso!
Patri

Lhyn dijo... [Responder]

¡Madre mía! Quiero másssssssssss... Presiento que ese libro me va a encantar, sobre todo Ian =P

Un beso, hermosa.

Y suerte con esos asuntos personales.

Kyra Dark dijo... [Responder]

Como siempre, nos pones los dientes largos y nos dejas queriendo más y más. Ahora me voy a pasar todo el finde pensando en cuándo narices voy a tener tu libro en mis manos. Y en a ver dónde encuentro yo un Ian O'Connell...
Eres muy mala!! Pero hay que ver que bien escribes...

Un besito y mucha suerte con esos proyectos

Tinuwel dijo... [Responder]

Ains... pues sí que me has metido en ganas... Solo con la foto ya tienes toda mi atención, pero toda toda y toda... Qué chico por dios!!!! :P
Y con ese fragmento ya me quedo babeando durante un rato xDDD
Muchas suerte con todos tus proyectos personales!!!!

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Muchas gracias, Patri, Lhyn, Kyra y Tinuwel. Espero de todo corazón que os guste la historia de Ian. Al principio no vais a saber si amarlo u odiarlo, pero de eso se trata ;-) Un hombre como él, seductor y canalla, tiene que ganarse el cariño de la protagonista y de las lectoras con sangre, sudor y lágrimas ¡jejeje!

Y gracias por desearme suerte con mi nuevo proyecto. De momento necesito mucho, muchísimo tiempo que sacaré de dónde sea. En cuanto pueda contaros algo lo hago, pero eso puede que tenga que esperar hasta enero.

Besos gigantes a las tres, y gracias por vuestros buenos deseos ♥

Bella dijo... [Responder]

Cariño. Tú estas empeñada en tenernos en vilo ¿no?.
Que ganitas de conocer más a Ian O`Connell.
Te deseo toda la suerte para tu proyecto personal. Pero estoy segura que a alguien como tú solo le pueden pasar cosas buenas.
Un abrazo enorme y todo el cariño.

Helena dijo... [Responder]

Pinta superbien, Ángeles.
Como todo lo que escribes.
Qué ganas de leerlo...
besotes

Anónimo dijo... [Responder]

Ángeles me he quedado ojiplática con la foto que has escogido porque he de decir que es guapísimo....este modelo, que si no recuerdo mal sale en un anuncio de colonia y tiene un trasero vertiginoso con su bañador blanco..... je je je y después de haber leido este trocito de cielo que nos has dejado con tu forma de escribir, me he quedado enganchaíta del todo!! pero claro... hasta el año que viene???? ainsssss bueno....esperaremos el cielo entero que representa tu escritura el tiempo que necesites. Porque la espera merecerá la pena como siempre!! Como puedes transmitir tanto en tan pocas líneas???
Eres increible!!
Un besote Marta

Marie April dijo... [Responder]

Mon Dieu! me he quedado con unas ganas tremendas de leer más.

Muchos ánimos y suerte con todo, Ángeles.

Un abrazo

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Bella, Helena, Marta, Marie…
Espero que Ian no os decepcione. Está acostumbrado a que las mujeres pierdan la cabeza por él, y sabe cómo hacerlas felices… a todas. Y ese es su principal problema.

Cruzo los dedos para que sea lo que esperáis. Y sigo escribiendo, pues aún estoy con él… ¿Será por eso de que es difícil apartarse de este hombre una vez que lo has probado? ¡jeje!

Besos a montones, preciosas.

MaRtA_11 dijo... [Responder]

¡Hola!

Madree Ángeles me has dejado con la boca abierta ¡qué ganas de leerlo! Sólo te digo que ya me he enamorado de él y aún no he leído su historia...

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Es que la especialidad de Ian es seducir a cuanta mujer hermosa se ponga a su alcance, Marta. Seducirla y complacerla ¡jeje!

Aún falta un poco para que se publique, el año próximo, pero, a veces, mientras escribo o corrijo, leo un pedacito y me dan ganas de ponerlo aquí o en el facebook.

¿Se nota que también a mí me ha seducido? ♥

Besos, corazón.