martes, 12 de enero de 2010


—No me has entendido. O tal vez sí... —ladeó la cabeza con gesto de complicidad—. Quiero verte los lunes, los martes, los miércoles... Quiero verte todos los días del resto de mi vida.

Ella sonrió y se retiró el pelo, sujetándolo tras la oreja. Temblaba de pies a cabeza. Se aplastó contra la columna a pesar de que hacía rato sentía que se le clavaban en la espalda las ásperas ramas de la enredadera.

—¿No estás...? —se le escapó una risa temblorosa—. ¿No estás corriendo demasiado?

—Sí. Puede que tengas razón —reconoció—. Pero es que tú vas tan despacio que me atormentas.


Antes y después de odiarte

Ángeles Ibirika©

23 comentarios:

AiKo dijo... [Responder]

Poco a poco vas desgajando más la novela y tengo que decirte que... jooooooooooooooooooooooo quiero leerla :D
Besitos

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Bueno. Me tengo que contener para no poner ni una línea más ¡jejeje! Ha sido un arrebato. Es que Mikel me tiene enamorada, loca...

Ya sabes. Cuando te metes en el alma de un hombre, ya la has fastidiado, porque querrás quedarte para siempre ¡jejeje!

Un beso, preciosa.

Andrea dijo... [Responder]

Muy buen fragmento Ángeles, es que dan ganas de seguir leyendo más guapa!!!
Ojalá que la publiques pronto!
Besitos

Teresa Cameselle. dijo... [Responder]

Ohhh, qué bonito, cómo me gusta.
:D

Un beso, Angeles.

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Gracias, Adrea y Teresa.

El amor es muy bonito, sí. Y cuando uno quiere más que el otro, o uno de los dos esconde cosas, es cuando la cosa se compllica ¡jejeje!

Un abrazo, y gracias por visitarme y dejarme vuestro mensaje.

Victoria Rodríguez dijo... [Responder]

No me estraña que Mikel te tenga enamorada... ¡¡seguro que nos conquista a todas en cuanto podamos leer la novela!! Ojalá la podamos ver pronto publicada.

Un beso

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Ojalá podamos, Victoria. Y, si eso ocurre, ojalá os enamore como me ha enamorado a mí.

Es tierno, dulce, apasionado... y necesita mucho amor y mucho mimo.

Un beso grande, corazón.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo... [Responder]

Ángelita, antes y después del odio, y en el centro...espero que amor y deseo para dejar en la memoria algo dulce e intenso.
Bello poema, me quedo con cierta incertidumbre, bsito te envía el chico y yo dos más.

Esther dijo... [Responder]

Ya está?????????? Ayyyyyyyyyyy que yo quiero leerla entera yaaaaa!!!! Me ha encantado!!!!

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Natália… Antes y después del odio, como bien has deducido, puede haber mucho amor.
Antes y después… incluso durante… ¿por qué no? ¡jejejeje!
Me encanta que te quedes con incertidumbre… de eso se trata.
¡besos para ti y para Quinto!



Esther… ¡Ya está!
Hoy tocaba algo breve, conciso. Algo con emoción, no contada pero presentida, antes y después…
Me gusta que te guste. Creo que vas a adorar a mi chicojejeje!
Besos, corazón.

Pilar Cabero dijo... [Responder]

Ángeles, me estás matando poco a poco.
¡¡¡¡¡Quiero leerla, yaaaaa!!!!
Besitos

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Ayyy, Pilar. A mí sí que me mata, poco a poco, este Mikel mío... o de Anne ¡jejeje! ¡Yo sí que lo iba a cuidar bien... si pudiera! ¡jejeje!

Un beso, preciosa.

Olivia Ardey dijo... [Responder]

Precioso Ángeles, como siempre. ¡¡Qué ganas tengo de leer esta novela tuya!!

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Es mi chico, que es un sol, el pobrecito.

Esperemos que su dura historia tenga un final feliz... ;-) y ojalá podamos asistir a ese final feliz desde algo de papeel, con tapas y con un ISBN ¡jejeje!

Un beso enorme, preciosa.

Nieves Hidalgo dijo... [Responder]

No pensarás quedarte tan pichi poniendo solamente cuatro líneas, ¿verdad?
¡Vamos! ¡Esto no se hace!
Empiezo a frotarme las manos y se acaba.
Eres mala, Ángeles. Pero esperaré porque sé que va a resultar increible.

Besos

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

¡Ayy, Nieves! Ya sé que he cogido un pedacito muy pequeño. Pero es que la escena es tan bonita y emocionante, que no puedo destriparla ¡jejeje!

Espero que el resultado esté a la altura de las expectativas que voy creando en cada escena que encamina hacia el final y a la vez hacia el inicio. No quiero que después me mate alguien ¡jejeje!

Un beso enorme, corazón.

eltauromquico dijo... [Responder]

Algunas son tan lerdas de comprension que hay que ser un santo para perdonarlas...

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Hola, eltauromquico. Gracias por tu visita.
Te cuento que ésta no es lerda, ni lenta... Lo entiende todo, pero esconde demasiadas cosas, tiene demasiado miedo... La verdad es que tampoco lo tiene demasiado fácil.

Y él es un santo. Sí… pero solo de momento ¡jejeje!

Un abrazo de esta autora romántica.

Nieves dijo... [Responder]

Deja de andarte por las ramas y cuelga un poco más.
¡Me tienes de los nerviossssss!

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

¡jajajaja! Nievessss
¡que ya he colgado mucho de esta novela! Y es dificil poner algo sin destripar nada. Así que... va a ser que no ¡jhejeje!

Un beso enorme, corazón.

MªPilar dijo... [Responder]

Madre mía! Acabo de terminar ENTRE SUEÑOS, que me ha dejado con una emoción calentita en el corazón, y me encuentro con ANTES Y DESPUÉS DE ODIARTE, que transmite una fuerza arrolladora. Espero poder leerla completa porque estoy segura que me va a enamorar.

Mi enhorabuena!

Un beso enorme, wapa!

MAPI

Ángeles Ibirika dijo... [Responder]

Muchísimas gracias por tus palabras, Mª Pilar.

Me alegra que te haya gustado “Entre Sueños”. Es mi primera novela publicada y las críticas me animan a continuar.

Antes y después de odiarte es más ácida, más dura, aunque igualmente romántica y apasionada de principio a fin.

Cruzaremos los dedos para que no tarde en ver la luz, aunque imagino que entre una y otra hay que dejar un buen espacio de tiempo.

Un abrazo grandote, preciosa.

Maca dijo... [Responder]

Q genia! sos una adicción!! quieroo mas!!!
me encanta leer tus historias!!
besotes desde Arg!!!

MACA